Tus afectos

Claves para vivir bien y más

17 de octubre de 2016

El secreto de las zonas azules: Los cinco lugares del mundo donde se encuentra la gente más saludable y feliz. Claves de la longevidad sin gimnasio ni contar calorías. Hay cinco lugares en el mundo donde cumplir cien años no es una excepción, donde la gente no se interna en el gimnasio a levantar pesas […]

El secreto de las zonas azules: Los cinco lugares del mundo donde se encuentra la gente más saludable y feliz. Claves de la longevidad sin gimnasio ni contar calorías.

Hay cinco lugares en el mundo donde cumplir cien años no es una excepción, donde la gente no se interna en el gimnasio a levantar pesas ni cuenta obsesivamente la cantidad de calorías de cada alimento. En estas poblaciones, la expectativa de vida está por encima del promedio mundial y los índices de dolencias asociadas a la vejez son de los más bajos del planeta. En Okinawa (Japón), Icaria (Grecia), Cerdeña (Italia), Loma Linda (California) y Nicoya (Costa Rica) las personas simplemente se olvidan de morir. ¿El secreto? A pesar de ser culturas muy diferentes entre sí, las investigaciones encontraron una serie de factores comúnes que servirían como guía para comprender por qué viven más y mejor: en todos estos sitios, sus habitantes viven de manera sencilla, caminan en lugar de usar el auto, cosechan sus propios alimentos y le dan una importancia superlativa a la fe, a los familiares y los amigos.

Hasta estos lugares llegó el equipo de investigadores coordinado por el periodista de National Geographic, Dan Buettner, autor del libro “El secreto de las zonas azules”.  Hay una pregunta que recorre toda su investigación: ¿es posible replicar el modo de vida de los habitantes de las zonas azules en otros lugares del mundo? Según el experto, sí. Y la receta es realitvamente sencilla: comer bien, estresarse menos, moverse más y amar mucho.

Conocer las zonas azules, aprehender sus modos de vidas es quizás el mejor mecanismo para alcanzar la meta que propone Buettner: “Morir joven siendo lo más viejo posible”. No se trata sólo de cumplir muchos años sino de mantener la mejor calidad de vida hasta los últimos días.

La edad y la vitalidad. En los últimos años se comenzó a registrar un interés cada vez más importante de la ciencia hacia las zonas azules. Una de las razones que explican la inclinación por estos estudios reside en que existe una nueva visión sobre la tercera edad, momento en que para algunos comienza a partir de los 60 años y para otros a partir de los 70.

De acuerdo a un estudio del Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la región la población mayor crece de manera exponencial. En 1990, en el continente había 32 millones de personas mayores de 60 años y se estima que en el 2050 este número crecerá a 195,87 millones. Este es un fenómeno a nivel mundial.

Sin embargo, que cada vez más personas lleguen a la tercera edad no significa necesariamente que las poblaciones sean cada vez más saludables. Juan Hitzig, médico gerontólogo y director del programa Longevus, afirma que las zonas azules se caracterizan por ser “bolsones de longevidad”. “Son lugares donde las personas viven muchos años y su calidad de vida acompaña ese estado. Los avances médicos hicieron que ganáramos años de vida, es decir, la longevidad la tenemos conquistada. Ahora, lo que tenemos que lograr es que los años que le robamos a la muerte sirvan para estar más tiempo en el club y no más tiempo en el geriátrico”, subraya el especialista.

Las zonas azules se caracterizan justamente por eso: allí las personas de más de 70 años siguen trabajando, haciéndose cargo de sus hogares y de sus familias y con proyectos de vida. En estos lugares, ser viejo no es esperar la muerte.

Icaria es una isla ubicada en el mar Egeo, a sólo 13 kilómetros de la costa de Turquía, la cual tiene a nivel mundial uno de los índices más bajos de mortalidad en la mediana edad y los índices más bajos de demencia. Okinawa es una isla japonesa que alberga a las mujeres más longevas del planeta. En la provincia italiana de Ogliastra, en Cerdeña, vive la mayor concentración de hombres centenarios de todo el globo. En Loma Linda, una comunidad adventista de California, sus habitantes lograron vivir hasta diez años más y con mejor salud que el estadounidense promedio. Y en la península de Nicoya, en Costa Rica, se observaron los índices más bajos de mortalidad durante la mediana edad así como la segunda concentración más alta de hombres centenarios.

Caminar, comer bien y amar. Aunque suene trillado, los investigadores  que participaron de la elaboración de “El secreto de las zonas azules” confirmaron científicamente que los pilares de una vida saludable y, en consecuencia, de una vejez saludable residen en hacer ejercicio de manera regular, alimentarse de manera sana y priorizar las relaciones sociales.

Un factor común entre Okinawa, Icaria, Cerdeña, Nicoya y Loma Linda es que sus habitantes viven en ambientes que con frecuencia motivan a moverse. En estos lugares, el automóvil sólo se utiliza para recorrer trayectos muy largos y, en el día a día, la gente hace las compras y visita a sus conocidos caminando. Además, todos los longevos entrevistados contaron que atienden su propio jardín y que no tienen electrodomésticos ni máquinas de cortar pasto que les faciliten el trabajo.

Además, los expertos coincidieron en que hay otra cosa que se repite en todas las comunidades: una alimentación sana. La carne (cualquiera sea) no está presente en todas las comidas y, en promedio, sólo se come cinco veces al mes y en porciones pequeñas (del tamaño del puño de la mano). La posibilidad de tener una huerta propia o un lugar donde comprar frutas y verduras frescas es imprescindible ya que, fundamentalmente las hortalizas, son la base de todas estas dietas. Las legumbres y los frutos secos se consumen a diario en todas las zonas azules así como también una o dos copas de vino.

Buettner insiste en que esto no significa que a los habitantes de las zonas azules no les guste la comida chatarra, el azúcar y la sal añadidos en las comidas o las gaseosas. Simplemente sucede que no están al alcance. En todos estos lugares las salidas a los restaurantes o las golosinas son “gustos” que la gente se da para celebraciones muy puntuales y no forman parte del día a día.

Sin embargo, no sólo es una cuestión de hacer ejercicio y comer bien lo que hace que estas personas vivan tanto y bien. Los aspectos sociales y espirituales son tan importantes como el nutricional. Tener un motivo por el cual levantarse todas las mañanas (tanto en la juventud como en la vejez) aumenta la vitalidad. En Okinawa le llaman “ikigai” mientras que en Nicoya “plan de vida” y puede estar relacionado con nuevos proyectos laborales, domésticos o familiares.

En todas las zonas azules tienen técnicas para disminuir el estrés, que provoca inflamación crónica y se asocia a casi todas las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. La meditación o el yoga se hicieron populares en los últimos años en las principales ciudades de Occidente pero Buettner insiste en que no hay una única forma para bajar el ritmo. Por ejemplo, en Okinawa sus habitantes se toman unos cuantos minutos al día para recordar a sus ancestros, los adventistas de Loma Linda rezan, los icarianos tienen por costumbre tomar una siesta diaria y en Cerdeña es un hábito aprovechar una hora del día para ir a tomar un trago.

El equipo de Buettner entrevistó a 263 personas de más de 100 años y descubrió que 258 pertenecían a una comunidad creyente y que asistían al menos cuatro veces al mes a algún servicio religioso. Además, confirmaron que estas personas mantenían vínculos muy estrechos con sus familiares y amigos. Este bienestar se traduce a todo el grupo, ya que los resultados arrojaron que las personas jóvenes que mantienen cerca a sus padres o abuelos reducen los índices de mortalidad infantil y enfermedades en niños.

El gerontólogo Hitzig comparte la visión de Buetnner y afirma que, mientras la edad cronológica depende del tiempo, la edad biológica, depende de cinco aspectos: la salud, el alimento, el movimiento, el pensamiento y el sentimiento.

Cuestión de Estado. Si se tuviera que utilizar sólo un concepto para comprender por qué en estos lugares longevidad y calidad de vida van de la mano, debería ser “ambiente propicio”. En las grandes ciudades de la actualidad, afirma Buettner, “las personas se siguen ahogando en un mar de calorías baratas que es inescapable. Es imposible caminar por un aeropuerto o pasar a la gasolinera  sin ser confrontados por un torrente de refrigerios salados, golosinas y refrescos. Incluso hay golosinas con alto contenido de azúcar disfrazadas de ‘barras saludables’”.

Por ello, “El secreto de las zonas azules” es, además de una guía individual, un llamado de atención a los Estados del mundo. Los acuerdos con las industrias alimenticias para que se disminuya el sodio y el azúcar añadido de los productos, los incentivos para que los ciudadanos abandonen los automóviles y disminuyan el estrés son las acciones colectivas para conseguir una población sana. En colectivo es más fácil que de manera individual ya que está demostrado que el tabaquismo, la obesidad y la soledad son “contagiosos”.

En el mundo existe un modelo que demostró con éxito que el cambio de hábitos mejora los índices sanitarios. En Karelia del Norte (Finlandia), un proyecto iniciado a principios de los ’70 logró números sorprendentes logró, a base de acuerdos del Estados con los privados, la incidencia de muertes por cardiopatías en hombres se redujera en un 85%.

Un hogar azul. La necesidad de políticas públicas no implica, sin embargo, que no haya mucho por hacer de manera individua. Por ello, Buettner recomienda crear “hogares azules”, es decir que cada uno puede hacer que su casa sea un pequeño entorno saludable en medio de una gran ciudad. Comer sabiamente, incorporando los llamados “alimentos suprazules” (verduras, frutas, hortalizas de hojas verdes, porotos, etcétera) y distribuyéndolos de una manera más sana. Se recomienda que el desayuno sea la comida más abundante del día y que incluya proteínas, carbohidratos complejos y grasas de origen vegetal.

Además, el experto insiste con mejorar las relaciones sociales, visitar amigos, hacer paseos al aire libre y procurar tener momentos del día para desconectarse de las pantallas y las obligaciones. Básicamente, para llegar a los cien años y continuar teniendo la misma vitalidad que en la juventud, hay que entender el misterio de las zonas azules.

 

 

 

Publicado en la edición de la Revista Noticias el 08 de Octubre del 2016 – Blog de Aníbal P. Revoredo

 

Tus afectos

Adopciones: la edad del chico sigue siendo el principal obstáculo

2 de agosto de 2016

En las adopciones, el nuevo Código hace hincapié en la transparencia y celeridad de los procesos, poniendo el eje en respetar el derecho de los niños a tener una familia, a la identidad y a conocer sus orígenes. En ese sentido, va contra los efectos de la adopción plena, en la que el niño pierde […]

adopcion

En las adopciones, el nuevo Código hace hincapié en la transparencia y celeridad de los procesos, poniendo el eje en respetar el derecho de los niños a tener una familia, a la identidad y a conocer sus orígenes. En ese sentido, va contra los efectos de la adopción plena, en la que el niño pierde los vínculos con su familia de origen y busca fortalecer la adopción simple para preservar los vínculos. La falta de recursos materiales, es decir la pobreza, no es motivo causal para la adopción como sostenía la vieja concepción tutelar. También garantiza el derecho del niño a expresar su opinión y que sea tenida en cuenta. Y se exige su consentimiento para ser adoptado a partir de los 10 años. Además, prohíbe las entregas directas y las guardas de hecho, obligando a los aspirantes a estar inscriptos en los registros para garantizar la transparencia.

“Los procesos de adopción son complejos. Si bien el nuevo Código está en vigencia, los resultados todavía no se están viendo”, dice a Clarín Graciela Fescina, directora nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Explica que actualmente hay 5.700 postulantes (entre parejas, mujeres y hombres solos). “El gran problema es que el 92% de los postulantes sólo desea adoptar a bebés menores de un año, sólo el 1,3% aceptaría niños mayores de 12 años y el 75% no acepta niños con complicaciones en su salud”.

Fescina explica que no hay un registro de niños en estado de adoptabilidad: “Hay un vacío en ese sentido porque no sabemos de cuántos niños estamos hablando. Hay varios proyectos de ley en el Congreso para crear ese registro”, asegura, y muestra la última estadística disponible sobre adopciones, que es de 2014. Ese año hubo 9.219 niños privados de cuidados parentales. Al 67% de ellos se los revinculó con algún familiar; el 12% salió del sistema por cumplir 18 años, el 15% logró un proyecto particular y el 8% fue dado en adopción (737 niños).

Magdalena Orlando, directora del Registro porteño (RUAGA), coincide: “El proceso de implementar es lento, pero los plazos están mejorando”. También acentúa la enorme distancia de la idea de la adopción y de lo que ocurre en la realidad: de los 1.341 psotulantes inscriptos en la Ciudad, 850 quieren adoptar un bebé de menos de un año, y sólo 23 estarían dispuestos a adoptar a tres hermanitos. Se estima que hay unos 250 niños en estado de adoptabilidad en la Ciudad, la mayoría en hogares.

 

 

 

 

Publicado en la edición impresa del Diario Clarín el 01 de Agosto del 2016 – Blog de Aníbal P. Revoredo
Tus afectos

Vacaciones de Invierno: más de 100 actividades para disfrutar gratis con los chicos en la Ciudad

15 de julio de 2016

Será un enorme y divertido desafío para los vecinos de la Ciudad: elegir a qué lugar ir con los chicos. Este invierno Buenos Aires hace una enorme exhibición de su riqueza cultural. En museos, centros culturales y en muchos y diferentes espacios, habrá talleres, visitas guiadas, juegos, espectáculos, recitales, charlas, cursos y exhibiciones de todo […]

Feria-Libro-CCKFoto-Lucia-Merle_CLAIMA20160714_0154_28

Será un enorme y divertido desafío para los vecinos de la Ciudad: elegir a qué lugar ir con los chicos. Este invierno Buenos Aires hace una enorme exhibición de su riqueza cultural. En museos, centros culturales y en muchos y diferentes espacios, habrá talleres, visitas guiadas, juegos, espectáculos, recitales, charlas, cursos y exhibiciones de todo tipo.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó ayer la agenda de la Ciudad y aseguró que este año habrá 500 actividades gratuitas: entre las más destacadas están el programa “Bandas por Barrios”, la carrera Ciudad Verde, un ensamble musical en el Parque de la Memoria, y el Súper TC 2000, que el 31 de julio se presentará en el Autódromo. También habrá conciertos en el Teatro Colón. “Queremos que Buenos Aires sea una ciudad que la gente disfrute, que esté en la calle, se divierta y tenga distintas alternativas, culturales, artísticas y deportivas”, dijo el jefe de Gobierno.

La Ciudad publicó la agenda completa en www.buenosaires.gob.ar/noticias/la-ciudad-ofrece-multiples-actividades-para-los-mas-chicos-y-sus-familias Por su parte AySA vuelve a abrir las puertas de su magnífico palacio, en Córdoba y Riobamba. Se podrá recorrer el Museo del Agua y en la Biblioteca del palacio habrá juegos, talleres de dibujo y origami, shows de cuentos, títeres y música. Todas las actividades son gratuitas. En tanto la Fundación Telefónica organizó una serie de talleres pensados para la familia, con el foco puesto en la educación y la cultura digital. También gratuitos, en Arenales 1540. Por su parte, el Ente de Turismo de la Ciudad organizó visitas guiadas por el Paseo de la Historieta, paseos en el Bus Turístico, un trekking urbano y un bicitour, entre muchas otras actividades.

Entre las actividades pagas, el zoo de Buenos Aires seguirá costando $190 pero solo podrán ingresar 2.000 personas por día. En Quinta Estación (en Palermo) habrá obras de teatro con un costo de $100; y el Jardín Japonés ($70, menores gratis) renovó su agenda con decenas de actividades.

Música y libros en el ex edificio del correo

CCK para los chicos. El Espacio para la Infancia será el programa que convocará todas las actividades que el centro cultural tiene programadas para las próximas dos semanas. El sábado 23 y 30 de julio a las 15, habrá una peña folklórica; este domingo a las 18 se presentará Magdalena Fleitas con el ballet “Raíces y Tradiciones”; el domingo 24, también a las 18, tocará Mariana Cincunegui. Del miércoles 27 al viernes 29, a las 15, se presentará el musical Cyrano de Nueva Orleans, una versión basada en el clásico Cyrano de Bergerac e interpretada por la compañía vasca Vaivén. Se trata de un espectáculo recomendado para chicos de 6 años en adelante. El domingo 31, a las 18s, el cierre será con un concierto clásico y popular en la Sala Sinfónica. Las entradas para los espectáculos se entregarán de martes a viernes de 11 a 18 en Sarmiento 151. Toda la programación en: www.cck.gob.ar

Feria del Libro Infantil y Juvenil. Arrancó el lunes la edición 26 de la feria (organizada por la Fundación El Libro), con una agenda enorme, con más de 300 actividades: lecturas, talleres, conciertos, venta de libros en la Plaza Seca, encuentro con booktubers y espacios de artes plásticas y de ciencias. En el sexto piso del CCK -Sala Federal- se presentarán titiriteros, actores, magos, cantantes, músicos, acróbatas, mimos y clowns para recrear la obra de Shakespeare y Cervantes. El lunes 18 a las 18 habrá un concurso para premiar a los que más saben sobre la saga Harry Potter: Trivia Potterhead. Y el martes, a las 16, debatirán bloggers, booktubers y bookstagrammers sobre literatura, redes sociales y tendencias. La feria se podrá visitar los fines de semana de 13 a 20 y de lunes a viernes desde las 11. Más info: www.el-libro.org.ar.

Orquesta Sinfónica Nacional. Con Facundo Agudín como director invitado y Luis Pescetti como narrador, se presentará la Orquesta Sinfónica Nacional con una versión de “Pedro y el lobo”, la célebre composición de Serguei Prokofiev. Será el miércoles 20 de julio a las 19, en la Sala Argentina. Se trata de un concierto didáctico que tiene como objetivo acercar a los chicos a la música académica y al concepto de orquesta sinfónica, cómo está compuesta y cuáles son sus instrumentos. Las entradas se pueden reservar online (www.cck.gob.ar) o retirar personalmente por Sarmiento 151, el martes de 11 a 18. Se entregarán hasta dos entradas por persona.

Ciencia y tecnología

Planetario

Estas vacaciones el Planetario presentará tres shows astronómicos. Desde el sábado hasta el domingo 31 de julio emitirá tres proyecciones estreno en la sala de espectáculos: “De la Tierra a las galaxias” (a las 11, 12 y a las 18), “Cuentos para no dormir” (13, 15 y 16) e “Imágenes del Universo” (a las 14 y a las 17). Las entradas ($60) se pueden comprar en la boletería del Planetario el mismo día del show, desde las 10. De jueves a domingos al anochecer habrá telescopios disponibles para los vecinos. Más info: www.planetario.gob.ar

Centro Cultural de la Ciencia

Con talleres y shows de magia, matemáticas, cocina molecular, robots, música, ciencia y stand up científico, el C3 abrirá sus puertas el próximo miércoles en Godoy Cruz 2270. Participarán el físico Andrés Rieznik, los ilustradores Ivanke y Mey, el filósofo Dario Sztajnszrajber, el historiador Ezequiel Adamovsky y el pianista Sergio Feferovich. Miércoles a domingos de 13 a 19.30. La agenda completa en www.ccciencia.gob.ar

Fundación Lebensohn

En el edificio de la ex fábrica Bagley, en Barracas, la fundación propone una serie de talleres, entre ellos uno de ciencias: martes 19 y 26. Coordinados por Carolina Rubio, estarán organizados por edad, de 16 a 17 para niños de 2 y 3 años; y de 17 a 18, de 4 a 7 años. Hay que inscribirse en info@fundacionlebensohn.com. En la web: www.fundacionlebensohn.org.ar

Usina del Arte

Puntapié en La Usina

Estas vacaciones La Usina tendrá una agenda a pleno, sin descanso. El puntapié inicial será este sábado a las 15, con un espectáculo escénico, lúdico y musical con “Palmito y los Buenos Paraná” (en la Sala de Cámara). Y en el Auditorio, a las 16, tocarán Gertrudis y Perrovaca.

Usina del Cosplay

De 11 a 17, en el Auditorio, se llevará a cabo la Final del Campeonato Argentino de karaoke y animé.

Recitales

Tocarán, entre muchos otros, Mariana Baggio (lunes 18 a las 16), Koufequin (martes 19 a las 16), Dúo Karma (miércoles a las 16, en el Auditorio), Cuatro Vientos (viernes a las 15) y habrá folklore con Cielo Arriba (martes 26 a las 14).

Hip Hop Tango

Los maestros y alumnos de los cursos artísticos y de oficios culturales del programa “Arte en Barrios”, presentarán el show Reflejos. Con musicalización, coreografía, iluminación, maquillaje y sonidos originados por los participantes y maestros.

Taller de sonidos

El sábado 23 y domingo 24, de 11 a 18, habrá talleres musicales: hace tu propia guitarra, los secretos del bandoneón, construyendo instrumentos en casa, y muchos otros. Del 16 al 31 de julio, de 11 a 18, Caffarena 1, La Boca. Todas las actividades y más información en www.usinadelarte.org.ar

Museos

Artes plásticas

Benito Quinquela Martín

Los chicos podrán formar parte de la construcción de una maqueta de La Boca y conocer la influencia que tuvo el artista en la historia del Barrio. Habrá visitas guiadas para las familias. Pedro de Mendoza 1835, La Boca.

Museo Nacional de Bellas Artes

Habrá visitas guiadas por la exposición de los muralistas mexicanos Orozco, Rivera y Siqueiros. El lunes 18 y el lunes 25, a las 17, habrá un taller de calaveritas dulces. También, un taller para crear un mural participativo, para grandes y chicos. Más información en www.mnba.gob.ar

Cine en Fundación Proa

Durante las vacaciones proyectará clásicos de todos los tiempos: Bambi, Dumbo, El Rey León, Los Aristogatos, entre otras. A las 15 y a las 17. Entrada libre y gratuita hasta agotar la capacidad de la sala. Más información en info@proa.org o en el 4104-1001.

Museo de Arte Moderno

Talleres para aprender a dibujar, a observar y construir. Todas las actividades giran en torno a las exposiciones actuales. Las actividades son gratuitas; hay que inscribirse porque los cupos son limitados. Informes: 4361-6919 y cursosmamba@gmail.com

MUNTREF

El Centro de Arte Contemporáneo (en el Hotel de los Inmigrantes, en Dársena Norte) propone talleres de máscaras y caleidoscopios. Además, visitas por la muestra de Bernardo Erlich. Más info: www.untref.edu.ar/muntref

Tecnópolis

Agenda

Estas vacaciones habrá una agenda enorme, con recitales, talleres, charlas y el recorrido obligado por todos los rincones de esta gran muestra en Villa Martelli. Reabre el lunes 18 y permanecerá abierto de lunes a domingos, de 12 a 20, hasta el fin de las vacaciones; luego el sitio continuará funcionando los jueves y viernes, de 10 a 18, y los fines de semana de 12 a 20.

Fuerza Fruta

En La Nave se presentará Fuerza Fruta, un espectáculo creado por el doctor Adrián Cormillot y que apunta a que los chicos coman más sano . Lunes a viernes a las 15 y el sábado y domingo a las 17. En el Auditorio RTA estarán los “Cocineros Argentinos”, a las 14 y a las 16. En el estudio RN habrá rock nacional en vivo. En el Auditorio tendrá lugar la versión teatral del neurocientífico Fabricio Ballarini y su sobrina Martina.

Hombres de la Independencia

Con libro de Marisé Monteiro y dirección general de Nacho Medina, este musical histórico reivindica la pasión de los hombres que lograron reafirmar en la legendaria casa de Tucumán. Se podrá ver en la Sala Condor a las 13 y a las 17.

Estadio

Tocarán Magdalena Fleitas, habrá un show de la Peña Nacional, también se realizarán charlas con youtubers. Más info en www.facebook.com/tecnopolisargentina. Y desde mañana comenzará a funcionar la nueva página web de la muestra www.tecnopolis.gob.ar

 

 

 

Publicado en la edición impresa del diario Clarín 14 de Julio del 2016 – Blog de Aníbal P. Revoredo

 

 

 

 

 

Tus afectos

«En el bullying, el silencio es el mejor cómplice de quien hostiga»

María Zysman parte de considerar que el bullying, y el maltrato en general, no lo inventaron los chicos. En las escuelas, las nenas y nenes quieren estar bien, crear, inventar y establecer vínculos. Pero si surge el bullying, la escuela tiene que registrar que algo está sucediendo y problematizarlo con responsabilidad. Y los padres deben […]

index444

María Zysman parte de considerar que el bullying, y el maltrato en general, no lo inventaron los chicos. En las escuelas, las nenas y nenes quieren estar bien, crear, inventar y establecer vínculos. Pero si surge el bullying, la escuela tiene que registrar que algo está sucediendo y problematizarlo con responsabilidad. Y los padres deben estar presentes y atentos.

¿Cómo se define el bullying?

El bullying es una forma de violencia. Es una de las maneras de expresar malestar, un síntoma de que algo no está bien. Es hostigamiento sistemático, sostenido y reiterado entre pares que están obligados a convivir. Es intencional y busca intimidar y someter a quien es elegido como víctima. Se construye y sostiene en relaciones asimétricas de poder. Ese poder no necesariamente es real, pero quien está en inferioridad de condiciones así lo vive y no logra defenderse. Se siente humillado y desprotegido porque todas las acciones descalificatorias y agresivas se realizan delante de testigos. A veces se considera bullying situaciones que son espontáneas en los niños y adolescentes: pelearse con la mejor amiga, no ser invitado a una salida, un chiste del cual luego los chicos se arrepienten y piden disculpas, una pelea entre equipos de fútbol. Y muchas otras veces se naturaliza el maltrato minimizando el dolor de quien lo sufre.

¿Cómo empieza a manifestarse?

Comienza con chistes, cargadas, bromas y apodos que someten al otro, que lo exponen. Primero de manera verbal, luego puede extenderse a lo físico y, en este escenario, el chico queda excluido socialmente. Queda solo y nadie quiere acercarse. Surge el miedo entre los chicos, los pactos y alianzas. Y el chico se siente intimidado, amenazado y humillado. La humillación lo expone al ridículo y la vergüenza. Desea escapar. Cuando a esto le agregamos Internet, esos sentimientos explotan y se potencian mucho. Ya no son 20 compañeros los que se ríen sino miles. Y no solo los miles que comparten el material sino los miles que la víctima imagina que pueden llegar a verlo.

¿Cómo detectarlo, qué atender?

Un chico hostigado cambia su conducta. Se va “metiendo para adentro,” encerrándose en sí mismo. No quiere contar lo que le sucede porque siente que avergüenza a su familia, se siente responsable y hasta llega a creerse que los demás tienen razón en tratarlo así. Entonces aparecen signos físicos, trastornos del sueño y de la alimentación, llanto inmotivado, irritabilidad. Puede ocurrir que se torne agresivo, ansioso, que falte mucho a la escuela.

¿Cómo debe actuar la escuela?

Es necesario evaluar las situaciones con calma y sin juicios express. Trabajar padres y docentes juntos, sin culpabilizar a nadie y buscando los espacios comunes de intercambio sin hacer de las situaciones de bullying un “pasacalles” para toda la comunidad. La confidencialidad es fundamental para abordar eficazmente el bullying. Hay que escuchar y creerle a quien logra hablar. Luego, buscar información entre todos los implicados. Quien agrede debe recibir claramente el mensaje de que eso debe terminar. Debe cesar inmediatamente el hostigamiento y comprometerse a un cambio. Las sanciones deben ser reparatorias, educativas y no humillantes. Si humillamos, devolvemos aquello que queremos modificar. No podemos enseñar a no humillar humillando.

¿No sería mejor callar y esperar?

En el bullying, el silencio es el mejor cómplice de quien hostiga. Cuando nadie habla, el hostigador crece, aumenta su poder. Entonces se puede pegar, humillar porque “nadie dice nada”. Al no decir nada, aumenta la amenaza de que si se habla se será el próximo elegido.

¿Qué marcas deja en la víctima?

En principio se ve afectada la autoestima. La víctima siente desamparo e indefensión. Quien sufre de hostigamiento se convence de que se lo merece, de que esas son las relaciones posibles para él y puede ocurrir que luego espere esa misma devolución en otros espacios (pareja, laborales, familiares).

¿Qué es el ciberbullying?

El cyberbullying consiste en el hostigamiento entre pares sostenido y reiterado por medio de dispositivos tecnológicos (si participan adultos entra dentro de lo considerado grooming). Comparte con el bullying las características de agresividad, intencionalidad y desequilibrio de fuerzas, pero en el mundo virtual se agrega la fantasía de anonimato, la disponibilidad 24 horas los siete días de la semana y la desinhibición generada por la mediatización de las pantallas.

Quien hostiga detrás de una pc o teléfono móvil siente que no hay sanción ni reprobación social. Se siente de alguna manera “salvado” por esa distancia y se anima a compartir, sumarse y generar contenidos que en el cara a cara no compartiría. Adquiere mucha más potencia la vergüenza y el miedo de no saber de dónde ni de quién vienen las agresiones y hace que quien lo sufre no tenga espacios “a salvo”. En ningún lugar se siente seguro ni separado de sus hostigadores. Hace unos años, uno terminaba las clases y el acoso quedaba ahí, ahora se lo llevan en una app.

María Zysman es Licenciada en psicopedagogía (Univ. del Salvador). Realizó, en la Univ. Favaloro, posgrados en Autismo y otros trastornos generalizados del desarrollo, y en Déficit de atención y trastornos de aprendizaje. Coordina equipos de integración escolar de niños con necesidades especiales y dirige el equipo “Libres de Bullying”. Autora del libro “Cómo prevenir e intervenir en situaciones de acoso escolar” (Paidós, 2014).

 

 

 

Publicado en la edición impresa del diario Clarín 03 de Enero del 2016 – Blog de Aníbal P. Revoredo
Tus afectos

En una década, el embarazo en menores de 20 años creció 15,7%

13 de julio de 2016

  El embarazo en menores de 20 años es un problema cada vez más grave en la Argentina, en un contexto de “infantilización” de la pobreza y las muertes infantiles evitables. Los datos fueron revelados en  un documento difundido ayer por el CIPPEC, que encontró que, si bien la pobreza bajó en la Argentina, el […]

imagesooo

 

El embarazo en menores de 20 años es un problema cada vez más grave en la Argentina, en un contexto de “infantilización” de la pobreza y las muertes infantiles evitables. Los datos fueron revelados en  un documento difundido ayer por el CIPPEC, que encontró que, si bien la pobreza bajó en la Argentina, el índice para los chicos que tienen entre 0 y 4 años es mucho mayor que el que afecta a la población en general.

A diferencia de las tendencias internacionales, en el país la tasa de fecundidad adolescente aumentó de 30,5 por cada mil mujeres de entre 10 y 19 años en 2001, al 35,3 en 2011: un aumento del 15,7% en 10 años. En 2012, el 12,3% de las mujeres de entre 15 y 19 años tenían un hijo o estaban embarazadas.

El mapa del embarazo adolescente se parece bastante al de la pobreza en la Argentina. En algunas provincias del Noreste los hijos de madres adolescentes representan más del 20% de los nacimientos, y alcanzan incluso el 25% en Chaco y Formosa.

La maternidad y paternidad en la adolescencia es más común entre los jóvenes de sectores más pobres y con menor nivel educativo. Malena Acuña, del programa de Protección Social del CIPPEC y autora del documento, titulado Diagnóstico de la primera infancia en la Argentina, subraya que la realidad socioeconómica y los patrones reproductivos suelen estar vinculados. En otras palabras, hay una relación circular entre demografía y desigualdad: “Si la situación inicial fue desfavorable, se generan ciclos viciosos en que las familias quedan atrapadas de generación en generación”.

Otra cara del fenómeno tiene que ver con la mortalidad infantil. La tasa de mortalidad entre chicos menores de 5 años se ubicó en 13 por mil en 2015, y la tasa de mortalidad infantil en 11 por mil, en ambos casos por debajo del promedio de América Latina. Sin embargo, la Argentina viene reduciendo estas muertes a un ritmo más lento que el resto de la región: la tasa cayó un 54% en el país en los últimos 25 años, mientras que en la región la tasa se redujo en un 65%.

“Esta reducción no logró alcanzar la tasa de mortalidad de 9 que plantearon los Objetivos de Desarrollo del Milenio para los niños hasta 4 años, y representa un desafío frente a la nueva agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, señaló Acuña. Y agregó que en 2013 el 61,8% de las muertes en el primer año de vida fueron por causas evitables.

Según el CIPPEC, en el segundo semestre de 2014, 21,6% de los chicos eran pobres y 9,2%, indigentes, frente a 12,9% y 5,5% en la población general. La medición considera pobre por ingresos a quienes están debajo de la línea de US$4 diarios; indigente es quien sobrevive con US$2,5 al día.

Otras mediciones, como la del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, se basan en una medición multidimensional de la pobreza (incluye déficit de vivienda, alimentación, educación, etc.) y arrojan cifras más altas: según la UCA, el 57,8% de los chicos se ven afectados por algún déficit, de los cuales el 18,2% sufre pobreza “severa”.

Según el informe del CIPPEC, la “infantilización” de la pobreza –un fenómeno que también se da en el resto de América Latina– es reflejo de que los ingresos son menores para las personas con hijos. En 2012, 48,6% de las madres y 47,6% de los padres que vivían con sus hijos formaban parte del 30% de los hogares con menos ingresos per cápita; en cambio, sólo 12,5% de las mujeres y 11,7% de los hombres sin hijos pertenecían a este grupo

 

 

Publicado en la edición impresa del diario Clarín 14 de Enero del 2016 – Blog de Aníbal P. Revoredo