Tu Social Media y Marketing Digital

Ocho consejos para convertirse en un profesional exitoso trabajando por su cuenta

26 de julio de 2016

Ser un freelancer implica un esfuerzo adicional en materia de organización y disciplina para contar con una agenda productiva y poder concentrarse en los clientes más redituables Trabajar por cuenta propia tiene una cantidad de ventajas en términos de productividad. Tiene mucho más control sobre el uso de su tiempo. Quizás aún tenga que participar […]

trabajo-desde-casa

Ser un freelancer implica un esfuerzo adicional en materia de organización y disciplina para contar con una agenda productiva y poder concentrarse en los clientes más redituables

Trabajar por cuenta propia tiene una cantidad de ventajas en términos de productividad. Tiene mucho más control sobre el uso de su tiempo. Quizás aún tenga que participar de reuniones, pero por cierto que no tantas como cuando trabajaba para otros. Y tiene más libertad para estructurar su día laboral.

Pero esa libertad también tiene sus peligros, dice Maura Thomas, autora del libro Secretos de productividad personal. Los trabajadores por cuenta propia, los solistas y los líderes empresarios que actúan por su cuenta pueden encontrarse a la deriva sin la estructura de una oficina, especialmente al comienzo. Para recuperar su tiempo y aumentar su productividad siga estos ocho consejos.

1. Arme sus horarios con las tres C

Alguna gente se beneficia de un ambiente estructurado con comienzo y final establecido del día laboral, mientras otros prefieren flexibilidad para planificar el trabajo según sus propios términos, dice el experto en liderazgo y productividad Kevin Kruse, autor de 15 Secretos que la gente exitosa sabe sobre el manejo del tiempo. El especialista asegura que lo ideal tener las tareas ordenadas por categorías llamadas las «tres C»: creación, colaboración y conexión. Esto permite planificar el trabajo creativo -cuando piensa, toma decisiones, escribe y planifica- en el momento que esté mejor mentalmente. Para muchos es al comienzo del día, sostiene Kruse. También recomienda definir momentos para el trabajo en colaboración, lo que incluye reuniones, llamadas y otras tareas en las que tiene que interactuar con otras personas. Por últimoa, hay que dejar un tiempo para conectarse y recarga las pilas con la familia y los amigos.

2. No haga una lista de cosas por hacer

Kruse dice que las listas de cosas por hacer hacen que se acumulen las cosas y contribuyen a extender el horario de trabajo. En cambio propone fijar el momento para la realización de tareas directamente en su calendario. De ese modo les asigna un bloque de tiempo y un plazo inmediatamente.

3. Tenga una visión realista del tiempo disponible

Por supuesto, antes de poder fijar tiempos para sus tareas tiene que tener una buena comprensión de cuánto le lleva hacer las cosas. La escritora Jennifer Lawler, autora de Sabiduría Dojo para escritores: 100 maneras simples de ser un escritor más inspirado, exitoso e intrépido, sugiere registrar sus tiempos durante dos o tres semanas para asegurarse de saber cuánto tiempo le llevan las cosas. «Muchos trabajadores por cuenta propia subestiman el tiempo que les lleva hacer cosas y se sorprenden cuando se atrasan», dice.

4. Tenga un espacio de trabajo establecido

Quizá no necesite una oficina privada, pero es importante tener un espacio dedicado al trabajo donde tiene sus materiales, información y recursos a mano, dice Kruse. Ubicar las herramientas que necesita para trabajar y buscar archivos e información le restan tiempo al trabajo e impiden ser más productivo, aclara.

5. Diseñe un ambiente de concentración

Aunque no lo llamen a reuniones ni tenga colegas que pasan por la oficina, hay abundantes distracciones cuando se trabaja por cuenta propia, dice Thomas. Los trabajadores desde casa pueden sentirse obligados a atender la casa o hacer favores a los vecinos durante el horario de trabajo, mientras que los que tienen sus propias oficinas pueden distraerse con las redes sociales. Esfuércese activamente por minimizar las distracciones eliminando las notificaciones de las redes sociales y de correo, y ponga un horario para llamadas telefónicas. No tema decir a los vecinos que está trabajando y no puede charlar, y ordene el trabajo doméstico como lo haría con otras tareas, dice.

6. Analice sus procesos

Una vez que sepa realmente cuánto tiempo le llevan las cosas (sin interrupciones molestas) puede comenzar a analizar sus procesos y hacer ajustes para ser más eficiente, dice Lawler. Vea dónde pasa su tiempo y si hay maneras de ser más eficiente sin sacrificar calidad. Por ejemplo, ¿puede organizar un día de llamadas y luego un día de trabajo creativo para poder concentrarse en cada cosa más tiempo? ¿Puede contratar un asistente virtual o alguien que haga transcripciones para manejar algunas tareas administrativas que lo liberarán para hacer trabajo que puede facturar? Use plantillas para enviar correos o para hacer pedidos de rutina para ahorrar tiempo.

7. Apunte a los clientes indicados

Concentrarse en clientes que encajan bien con lo que usted puede ofrecer aumenta enormemente la productividad, dice Lawler. En su trabajo como editora ha buscado clientes que aprecian su trabajo y que, como resultado de ello, le refieren nuevos proyectos regularmente. Eso reduce el tiempo que tiene que dedicar al marketing personal y a las interminables rondas de revisión de clientes que tienen cada uno un estilo distinto al suyo. Encontrar clientes que le paguen bien por su trabajo también reduce el esfuerzo constante por encontrar más clientes para cubrir sus necesidades de ingresos.

8. Use la automatización

Digamos las cosas como son: hoy se puede automatizar casi cualquier cosa. Desde el correo electrónico hasta la facturación mensual hay paquetes de software y plataformas que pueden ahorrarle cantidades de tiempo significativo. El experto en blogs Eric Brantner incluso automatizó la apertura de las pestañas de su navegador cada mañana con Loadr, una extensión de Google Chrome. Una buena opción es explorar nuevas apps y para ver qué pueden hacer para mejor su productividad, pero a la vez Lawle dice que no hay que perder el toque personal que lo distingue de sus pares.

 

 

 

 

Publicado en la edición impresa del diario La Nación 13 de Junio del 2016 – Blog de Aníbal P. Revoredo