Tu pareja

Siete de cada 10 divorcios ya son unilaterales y exprés

2 de agosto de 2016

Hoy cumple un año de vigencia el nuevo Código Civil, que trajo grandes avances en la autonomía y la igualdad en el derecho de familia. También incorporó cambios de suma importancia, como el reconocimiento al cuidado y la crianza, además de darle valor económico a las tareas hogareñas, históricamente en manos de las mujeres, dejándolas […]

20150424130602_135ooooooo

Hoy cumple un año de vigencia el nuevo Código Civil, que trajo grandes avances en la autonomía y la igualdad en el derecho de familia. También incorporó cambios de suma importancia, como el reconocimiento al cuidado y la crianza, además de darle valor económico a las tareas hogareñas, históricamente en manos de las mujeres, dejándolas más vulnerables a la hora de una separación. En este punto, el del divorcio, el nuevo código respeta la intimidad y la libertad: el juez ya no debe obligar a hombres y mujeres a explicar por qué pretenden separarse, sino simplemente les debe otorgar el divorcio. Lo que ocurrió en este primer año del flamante código no fue que los matrimonios salieron a divorciarse en masa sino que muchas parejas que estaban separadas de hecho desde tiempo atrás regularizaron su situación. Según los abogados de familia consultados por Clarín, la mayoría de las demandas de divorcio las inició sólo uno de los miembros de la pareja (ahora es suficiente) y las sentencias salen muy rápido, en menos de noventa días.

“Mi experiencia este año es con parejas que estaban separadas desde hace bastante, incluso ya tienen relaciones nuevas, y que no se habían divorciado antes porque tenían que agregar una causal. En general los inicia uno solo de ellos, la mayoría son hombres y tienen más de 60 años”, cuenta a Clarín la abogada Mariana Gallego.

“Sí, en un gran porcentaje ya estaban separados y quieren regularizar la situación –acuerda otro especialista en temas de familia, Osvaldo Ortemberg–. El promedio desde que se inicia la demanda hasta la sentencia depende de su hay o no hijos. Si no los hay, el plazo es inferior a los 90 días”.

Matías Salimbeni, de Divorcio a 1 Click, confirma la situación: “La mayoría quiere regularizar situaciones viejas porque antes se requería un causal. Ahora es meramente objetivo: ‘no quiero estar más con vos’ y punto”. En su estudio tienen casos de personas que quieren divorciarse y hace tanto que están separados que algunos no saben ni dónde viven sus ex. “En muchos casos hasta nos costó notificar a la otra parte porque no había manera de ubicarlos. Nos pasó con algunos que se fueron a vivir al exterior”, explica Salimbeni. Y cuenta que el 70% de las presentaciones han sido unilaterales.

Los especialistas explican que ubicar y mandar la notificación a la otra parte puede demorar un mes y que luego el otro tiene 15 días para presentarse. Otra novedad es que ahora al iniciar la demanda se debe presentar una propuesta (cómo se dividirán los bienes, los alimentos, la responsabilidad parental). Si la otra parte acuerda o no, no importa, la sentencia de divorcio sale igual. Y todo lo que no se arregló se arregla después, estando ya divorciados.

“La diferencia es que antes se trabajaba el acuerdo extrajudicialmente, de manera previa, y cuando se presentaba el divorcio en forma conjunta ya estaba todo acordado. Ahora, el tiempo previo de trabajo que los profesionales agotábamos para arribar a un acuerdo fue dejado de lado, hacemos la presentación unilateral y el juez dicta sentencia de divorcio. Pero también es verdad que a veces quedan todas las cuestiones controvertidas sin acuerdo para litigar luego del divorcio. Así, se abren después incidentes de alimentos, comunicación con hijos, bienes”, explica Viviana Koffman.

“Si hay hijos la sentencia puede ser en 90 o más días, ya que interviene el Defensor de Menores –un abogado que pone el Estado para defender los derechos de los menores”, agrega Ortemberg. Y explica la nueva situación de los convivientes (antes llamados concubinos): “También tienen derechos y obligaciones entre ellos –antes no– cuando viven juntos por más de dos años. Si no pactaron un acuerdo, en caso de separación el juez debe determinar si corresponde que uno de ellos compense al otro, y puede rectificar el pacto que hayan tenido si es inequitativo. En todos los casos el régimen es igual para matrimonios hetero u homosexuales”.

 

1bbe8a9divorcio3.jpgp

 

Publicado en la edición impresa del Diario Clarín el 01 de Agosto del 2016 – Blog de Aníbal P. Revoredo